martes, 28 de septiembre de 2010

Rafael Manzano. Sobre mi arquitectura


La arquitectura que he venido realizando a lo largo de mi vida, y en la cual hoy me reafirmo, la he desarrollado en dos líneas fundamentales de actuación: la restauración de monumentos, y la arquitectura de nueva creación.

Dentro de la rehabilitación, para mí es tan trascendental salvar la integridad y veracidad del monumento como documento de sí mismo y de la Historia, como salvar su belleza heredada, y en esto, como arquitecto, siempre me ha planteado la plenitud de belleza del resultado de la intervención.

El arquitecto que se dedica a este oficio delicadísimo debe especializarse tanto en el uso y conocimiento de los oficios tradicionales, como en el estudio en profundidad de la época y la arquitectura en la que se integra el monumento que restaura. No es válido, aunque resulta frecuente, encomendar los trabajos a arquitectos famosos por sus obras actuales. Se dice que con él colaboran documentalistas e historiadores que suplen su desconocimiento. Pero hay un documento de la historia que solo puede leer el arquitecto, y que es el monumentos mismo.

Respecto a las obras de nueva planta siempre he actuado en función del paisaje, urbano o rural en que se ha de integrar, hasta el punto de que en conjuntos modernos de calidad, ya consolidados, creo que hay que realizar obra nueva, no disonante, sino que se integre o complemente con el conjunto ya realizado.

En definitiva, cuando la arquitectura pierde su norte en la vulgaridad repetitiva de formas cansadas, y que no aportan nada nuevo ni de interés a las ciudades, siempre tuvo en el clasicismo el golpe de péndulo capaz de reencontrarse consigo misma y con las eternas leyes de belleza heredadas de la antigüedad. Este lenguaje, en cada siglo, supo hablarse con un nuevo acento, con una nueva prosodia. También en nuestro siglo ha de aplicarse sin renuncia a la modernidad, a la funcionalidad del objeto arquitectónico, a las nuevas inflexiones lingüísticas impuestas por nuestro tiempo.

Rafael Manzano Martos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si desea hacer un comentario que no tenga que ver estrictamente con la entrada en la que comenta, le ruego me escriba a pfunes1981@gmail.com o use el minichat.

Muchas gracias por su aportación.

No se publicarán comentarios solicitando intercambio de enlaces o sugiriendo visitas a otros blogs de temática no relacionada con este.