jueves, 4 de noviembre de 2010

Columna posmoderna


Esta columna “ática” forma parte de las pérgolas del Parque del Tercer Depósito del Canal de Isabel II en Madrid, remodelado en 2007. Es un elemento muy sencillo, con una basa de hormigón prefabricado, un fuste de ladrillo visto, un capitel metálico mínimo y una viga metálica a modo de entablamento.


A pesar de que los prejuicios que se instauran desde las Escuelas de Arquitectura llevarían a muchos a considerarlas pastiche, lo cierto es que estamos ante un magnífico ejemplo de los caminos que debería haber tomado ese clasicismo posmoderno que pronto perdió el norte entre referencias irónicas y semióticas.

Sin embargo, aquí nos encontramos con elementos más característicos de la modernidad al servicio del clasicismo: el hormigón para la basa, que se convierte en un elemento clásico producido en serie con uno de los símbolos de la audacia estructural moderna; el fuste de ladrillo visto parece ocultar un núcleo de hormigón armado o metálico, lo que refuerza la idea de cerramiento independiente de la estructura a la vez que el propio diseño decide integrarse en el paisaje urbano más castizo de Madrid con su vivo ladrillo rojo llagueado; el capitel, metálico, también está producido en serie y cumple su doble función de remate de la columna y goterón para impedir que el agua de lluvia corra por el fuste; y por último la viga metálica IPN, símbolo absoluto del dominio tecnológico del Movimiento Moderno, nuevo orden para la nueva arquitectura, queda aquí convertido en entablamento de esta suerte de orden toscano moderno que, siguiendo la clasificación que estableció Robert A. M. Stern hace treinta años, queda encuadrada de pleno derecho en el tradicionalismo moderno.



4 comentarios:

  1. Lo que se aprende contigo...Unas columnas que pueden pasar desapercibidas y que sin embargo entrañan su "historia" y por qué. Genial

    ResponderEliminar
  2. Estas humildes pérgolas entrañan bastante teoría de la arquitectura y son un símbolo de la pervivencia del clasicismo en sí mismas. Es cuestión de saber cómo ver las cosas y entenderlas. La Arquitectura es un lenguaje que ha evolucionado. Esta columna es al clasicismo lo que la prosa contemporánea a la de los Siglos de Oro, una evolución natural del lenguaje, que siempre puede volver, si quiere, a la época gloriosa de nuestra literatura.

    ResponderEliminar
  3. Hola que tal, un post espectacular, me ha gustado mucho. Enhorabuena por el blog, me encanta!!

    Yo también he creado hace poco un blog, se llama “Vivienda única” donde tratamos temas como viviendas sostenibles, últimas tendencias en diseño, arquitectura, calidad de vida en relación a nuestro hogar, confortabilidad. Me encantaría que lo visitarais y me dieras vuestra opinión por favor!!

    Un saludo

    http://viviendaunica.com/

    ResponderEliminar
  4. Gracias por tu comentario Roberto. Tu blog parece muy interesante.

    La arquitectura sostenible es un tema apasionante que, trascendiendo sus pros y sus contras, necesita cierta desmitificación, pues por un lado no podemos hacer depender la sostenibilidad de tecnología (puntera o no) que también es contaminante; pero por otro no podemos renunciar al confort que la tecnología y el progreso han brindado a la arquitectura y a la calidad de vida.

    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar

Si desea hacer un comentario que no tenga que ver estrictamente con la entrada en la que comenta, le ruego me escriba a pfunes1981@gmail.com o use el minichat.

Muchas gracias por su aportación.

No se publicarán comentarios solicitando intercambio de enlaces o sugiriendo visitas a otros blogs de temática no relacionada con este.