martes, 1 de febrero de 2011

La planificación urbana, la política, la transición... (II)



Dr. Stefano Serafini
Director de Investigación de la Sociedad Internacional de Biourbanística
Traducción: María Sánchez

Cada día una pieza adicional de aquella cultura es derribada: basta con la construcción de un centro comercial para matar decenas de plazas; o de un monumento archistar para apagar la vida entera de un barrio. Basta la deformación de nuestro sentido de la armonía de la estética del consumo, de una filosofía arquitectónica abiertamente sadiana (por ejemplo el deconstructivismo) al servicio de mercados colosales que dominan los medios de comunicación. Basta que entidades de servicio dediquen sus propios recursos a las imágenes, como por ejemplo, algunas carteleras puestas por ciertas municipalidades por encima de los monumentos más bellos de Italia, o los Ferrocarriles del Estado con sus cientos de pantallas publicitarias colocadas en todas las estaciones del país, para que lo hiper-real invada incluso los últimos espacios civiles y su tiempo.

Está absolutamente claro más allá del Atlántico – mucho menos en Europa y en Italia, donde en realidad sólo nosotros movemos una crítica científica tan directa- que el problema arquitectónico y urbanístico tiene un significado político inmediato. Y esta crisis política ejemplificada por la devastación del espacio civil antes de lo ecológico (“la entropía se hace visible”, dice James Howard Kunstler), está estrechamente ligada al final del sueño de la Ilustración, transformándose en una pesadilla nihilista.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si desea hacer un comentario que no tenga que ver estrictamente con la entrada en la que comenta, le ruego me escriba a pfunes1981@gmail.com o use el minichat.

Muchas gracias por su aportación.

No se publicarán comentarios solicitando intercambio de enlaces o sugiriendo visitas a otros blogs de temática no relacionada con este.